¿Sabías qué?

¿Sabías qué? Que en esta situación de la pandemia debemos aprender que lo que llamábamos normal era lo anormal.

  • Es anormal perder sueño pensando en como íbamos hacer al amanecer para buscar cómo edificar y mantener nuestra casa. La Biblia dice:

“Si el SEÑOR no edifica la casa en vano trabajan los que la edifican. Si el SEÑOR no guarda la ciudad en vano vigila el guardia. En vano se levantan de madrugada y van tarde a reposar comiendo el pan con dolor; porque a su amado dará Dios el sueño.” Salmos 127:1-2

¿Con esto queremos decir que no trabajemos? ¿Qué seamos negligentes? La respuesta es un rotundo y gigantesco ¡NO!

Lo que queremos decir es lo que ya fue dicho por el Señor Jesucristo:

“Por tanto les digo: No se afanen por su vida, qué han de comer o qué han de beber; ni por su cuerpo, qué han de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Miren las aves del cielo, que no siembran ni siegan ni recogen en graneros; y su Padre celestial las alimenta. ¿No son ustedes de mucho más valor que ellas? Mateo 6:25-26

Sí, exacto. ¡Que no nos afanemos! ¡Que confiemos en Dios! Que no olvidemos cuanto valemos para Dios y que nuestras prioridades deben estar en orden.

  • Es anormal adorar y servir a lo material.

“Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá al uno y amará al otro, o se dedicará al uno y menospreciará al otro. No pueden servir a Dios y a las riquezas.” Mateo 6:24

Notemos lo que dijo el Señor “nadie puede servir a dos señores”. Nadie es nadie. Por tanto, tratar he insistir en hacerlo es anormal.

  • Es anormal vivir para ahorrar y no ahorrar por mayordomía.

“No acumulen para ustedes tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido corrompen, y donde los ladrones se meten y roban. Más bien, acumulen para ustedes tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido corrompen, y donde los ladrones no se meten ni roban. Porque donde esté tu tesoro, allí también estará tu corazón.” Mateo 6:19-21

Esto no quiere decir que se no se ahorre. El punto es que el afán por hacerlo y sin honrar los principios Divinos en hacerlo.

Observemos el consejo bíblico:

“Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra, y las mismas son más sabias que los sabios: las hormigas, pueblo no fuerte, pero en el verano preparan su comida;” Proverbios 30:24-25

Las hormigas preparan para el verano, o sea, ahorran para época de escases. ¡Aprendamos de ellas!

Si tiene otros pensamientos de que considerábamos normal y en esta pandemia hemos aprendido que eran anormal, les invito a que los compartan en el buzón de comentarios.

Tratando de llevarlo normalmente;

Israel

Anuncios

4 comentarios sobre “¿Sabías qué?

  1. La pregunta que debemos de hacernos .hemos dejado a Dios edificar ?. Hemos seguido nuestra Voluntad o la de Dios?..tiempos que debemos escudriñar nuestros caminos..

Los comentarios están cerrados.