fbpx
Anuncios

Si fallamos en planear, planeamos para fallar

“Del hombre es hacer planes en el corazón; de Jehová es poner la respuesta en la lengua.” Proverbios 16:1

Siempre es agradable volver a comunicarnos. Los extrañe mucho.

Deseo compartir en esta ocasión este artículo, que como siempre espero les edifique.

Comienzo diciendo

Es importante tener por escrito y muy claro un plan en la vida y para la vida.

Ese plan debe ser específico y detallado, no meramente un pensamiento sin forma, sin estructura y sin organización.

No hacer esto garantiza el fracaso y la insatisfacción en la vida. ¿Por qué? Porque no planear es vivir sin dirección y sin un preciso acimut. Es vivir siendo empujado por las corrientes de los vientos de la distracción y a la deriva en las olas del desenfoque.  

No nos equivoquemos

Una cosa es fracasar mientras se desempeña el plan y otra cosa es fracasar por no tener ninguno. Esto es porque los planes requieren que respetemos el proceso del desarrollo de este. Mientras ese proceso está ocurriendo, episodios de fracaso emergen. Pero eso no significa que el plan totalmente fracaso. Continua, sigue adelante y confía en el Señor.

Una cosa es que algo planificado no se materializó y otra cosa es que nada se materialice por no tener un plan. Porque el peor plan que se puede hacer, es no hacer ninguno.

De hecho, muchas parejas enfrentan adversidades porque el hombre sin un plan preciso para su familia jamás tendrá una ayuda idónea contenta. ¿Por qué? Porque una verdadera ayuda idónea no puede ayudar a un hombre sin un plan. Ella trabajará en su propio plan al ver que él no cuenta con ninguno.

Ahora bien, no nos equivoquemos. Un hombre con un plan definido necesita que la ayuda idónea utilice al máximo sus habilidades y destrezas en el desarrollo del plan. Haciendo esto, ambos (la familia entera), se beneficiará y sobre todo, Dios será glorificado.

Aún de los planes que no se materializan aprendemos y esas lecciones eran necesarias aprenderlas para la planificación de un plan mejor. Así que cuando un plan no se materialice, simplemente trabaja en otro.

Veamos tres principios en el texto en consideración

  1. Planear es una capacidad que Dios le ha dado al hombre. Si la dio fue para se use.

Es por por lo que un hombre que no planea solo existe. Ese hombre estará siempre sujeto a ayudar a otros desarrollar sus planes. Vivirá con un gran vacío e insatisfacción.

¿Conoces a alguien que vive en gran insatisfacción e inseguridad? Por lo general son personas que por no tener un plan preciso no han experimentado la satisfacción que produce ver la mano Divina ayudándoles a ellos ejercitar sus capacidades en el establecimiento de un plan.

Utilice la capacidad de planear. Busque la dirección del Señor para que su plan este de acuerdo con de Él. No solo busque la mano de Dios, busque el rostro de Dios para que obtenga dirección precisa. Una vez tenga esa dirección, que se encuentra en la Biblia, y/o puede Dios mostrarsela a través de muchas maneras, ejecute el plan paso a paso en plena certidumbre de fe.

Un hombre sin dirección en el desarrollo de un plan es semejante a un gran lujoso crucero que sale del puerto sin dirección y sin ruta. Podrá salir del puerto, pero de seguro quedará varado en alguna playa.

Por lo tanto, no es solo tener un plan, es también tener dirección en la ejecución del mismo.

2. Es de Dios la aprobación y materialización del plan.

No queramos hacer el trabajo de Dios, hagamos el nuestro.

Este verso lo comprueba:

“El corazón del hombre se propone un camino, pero Jehová endereza sus pasos.Proverbios 16:9

El hombre debe proponerse un camino para que tenga movimiento. Sin movimiento no hay progreso en el plan ni hacia el plan. En el movimiento aprendemos y descubrimos talentos, destrezas y dones que desconocíamos que Dios nos había dado.

Eso da gran satisfacción y sobre todo da Gloria a Dios. Porque estaremos maximizando lo que Dios nos ha dado.

Recordemos que Dios dirige al que está en movimiento.

Explico. Si usted posee el mejor carro último modelo. Con un motor de increíble capacidad y caballaje, pero lo mantiene estacionado, no llega a ningún lado.

3.Planear nos ayuda a valorar lo que Dios nos ha dado.

No nos preocupemos por lo que no tenemos aún, planeamos de acuerdo con lo que sabemos que tenemos. Es un gran error no planear por considerar que faltan recursos. De tu lado está el único soberano Dios quien te ayuda.

Dios se encargará de enseñarnos que mientras el plan se desarrolla El cumple su propósito. Lo que Dios nos ha dado es muy valioso. No lo cambies por dinero ni por nada.

Concluyo

 Planifica ser desplegado en vez de empleado. Desplegado significa:

Extender algo que estaba doblado. Ser dirigido hacia una asignación. Una asignación que tiene una meta y propósito. Una meta que al llegar a ella se obtiene la satisfacción de la victoria.

En el desarrollo del plan;

Israel

Anuncios

1 thought on “Si fallamos en planear, planeamos para fallar

  1. Colosenses 3:1-3
    [1]Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.
    [2]Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
    [3]Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: