fbpx
Anuncios

¡Uff! Que muchas cosas.

¿Que piensas cuando sientes que no puedes tener un respiro? ¿Cuando suspiras al no se experimentar descanso ni alivio? Estoy seguro que en algún momento de tu vida has suspirado ¡Uff! Que muchas cosas me ocurren.

Al igual que ustedes, he suspirado desde muy adentro: ¡Uff! Les comparto que muchos acontecimientos se han suscitado desde la última vez que nos comunicamos. Acontecimientos de victoria, como de luto. Acontecimientos llenos de alegrías y otros de tristezas. Momentos de celebración y otros de ser insultado. En fin, acontecimientos que requieren atención, enfoque y son usados por Dios para el enseñarnos en esta jornada que llamamos vida.

YA ESTA PREORDENADO

Dios es quien preordeno todo lo relacionado a las vidas de los hombres. Algunos hombres piensan que eso no es así, porque de ser asi, Dios estaría invadiendo la libertad humana. Bueno, para los que piensan así les invito a que sigan leyendo y consideren lo dicho por el salmista:

“Por Jehová son ordenados los pasos del hombre
y él aprueba su camino” Salmos 37:23

Y añade:

” y me hizo sacar del pozo de la desesperación,
del lodo cenagoso;
puso mis pies sobre peña
y enderezó mis pasos.” Salmos 40:2

Es Jehová quien ordena los pasos del hombre y aprueba el camino nuestro. Es Jehová quien pone los pies sobre peña y endereza los pasos.

Los que argumentan que Dios invadiría la libertad humana al estar El en todo lo relacionado al hombre, incluyendo los pasos y caminos del hombre, lo que estan filosofando. Porque bíblicamente no tienen fundamento para sostener su argumento.

LIBERTAD HUMANA Y PROPÓSITO DIVINO

La libertad humana está sujeta al preordenado propósito Divino. La libertad humana no opera independiente de la voluntad del creador soberano. La libertad humana está en sujeción al que la creó , otorgó y pedirá cuentas por ella a quienes se la otorgó.

No olvidemos que Dios es quien es perfecta, soberana y eternamente libre para decidir y a nadie rinde cuentas. Es en el ejercicio de esa libertad, que Dios decidió, otorgarle al hombre libertad, pero esta, limitada.

Fue Dios el que puso límite a lo que el hombre podría tocar y comer en el huerto del Edén.

“Tomó, pues, Jehová Dios al hombre y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo cuidara. 16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: «De todo árbol del huerto podrás comer; 17 pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás.»” Génesis 2:15-17

De todo árbol puedes comer, dijo Dios; pero del árbol conocimiento del bien y del mal, específicamente de ese árbol no comerás. O sea, Adan (hombre), te doy la libertad de que comas de todos los árboles, pero estás restringido a uno. Aunque el hombre pudo decidir comer del árbol restricto, (haciendo así lo que estaba ya decretado), no lo hace totalmente libre. Es precisamente por ese acto es que peca. Dios no tentó al hombre, el hombre solo decidió de acuerdo a lo que de antemano ocurriria.

Junto con el límite o restricción Dios le hizo responsable del ejercicio de su libertad. “el dia que comas, ciertamente moriras”.

Para los que preguntan, ¿entonces la caída fue preordenada por Dios? La respuesta sencilla es: por supuesto. Nada ocurre que El no este en control.

No se desanime continúe leyendo.

CONSUELO ALENTADOR

¿Que tiene que ver todo esto con el tema? Que al nosotros lograr comprender lo antes expuesto, nos consuela y alienta a seguir adelante cuando sentimos que ya no podemos más. Cuando llega el profundo suspiro que nos hace exhalar: ¡Uff! Que muchas cosas.

Todo lo que ocurre en nuestras vidas, sea considerado bueno o malo, ocurre como parte de un propósito mayor del que entendemos en el momento en que nos ocurre.

Todo lo que nos ocurre nos dirige al plan ya trazado. Para los que aman a Dios, o sea, los que le obedecen y están sujeto a Su plan; todas las cosas le ayudan a bien.

“Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” Romanos 8:28

DILE NO A LA RESIGNACION

Los acontecimientos en nuestras vidas no se deben recibir con resignación. Porque cada uno de ellos es una experiencia con la voluntad Divina. Son oportunidades de aprendizaje que se deben altamente valorar.

Los sentimientos que experimentamos como producto de los acontecimientos, no son la brújula que guía nuestras vidas. La brújula en nuestras vidas es Dios. El ya sabe y pre ordenó cada paso y endereza los traspiés que hemos tomado debido a nuestras limitaciones y precipitadas rebeldes decisiones.

EL AMPARO DIVINO

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.” Salmos 46:1

Por cuanto Dios es nuestro amparo y fortaleza podemos descansar en Él cuando los acontecimientos en la vida nos hacen exhalar ¡Uff!

Dios no nos libra de las tribulaciones para que aprendamos a andar en medio de ellas. Así aprendemos a depender de su amparo y fortaleza al auxiliarnos.

El auxilio no es preventivo, es rescatista. Para ser auxiliado ya se tiene que estar en medio de la dificultad, peligro o afrenta. Por tanto, cuando te encuentres suspirando ¡Uff! en las tribulaciones, ten por seguro, que muy pronto llegará tu auxilio.

VIVIFICADOS

Dios no nos dejara nunca, El lo prometio. Consideremos lo que dice en el siguiente pasaje:

“Cuando ando en medio de la angustia,
tú me vivificas;
contra la ira de mis enemigos extiendes tu mano
y me salva tu diestra.
Jehová cumplirá su propósito en mí.
Tu misericordia, Jehová, es para siempre;
¡no desampares la obra de tus manos!” Salmos 138:7-8

Vivificar es retornar aliento de vida a algo o alguien que estaba desfallecido. Es dentro de la angustia que ese efecto vivificador nos es dado por medio de la diestra Divina. Esa experiencia vivificante ciertisimamente es fortalecedora y liberadora.

Dios no detiene que los enemigos expresan su ira contra nosotros. El lo permite porque de lo contrario; ¿cómo confiaremos en la diestra salvadora de Dios?

EL INDICADOR QUE DIOS ESTÁ CUMPLIENDO SU PROPÓSITO.

El suspiro que exhalamos ante todos los acontecimientos que enfrentamos, son los indicadores que Dios está cumpliendo su propósito en nosotros.

A través de su infinita misericordia, Él nos garantiza que no desampara la obra de sus manos. Nosotros somos la obra de sus manos y todo lo relacionado a nosotros es la obra de sus manos. Todo lo que existe es por obra de sus manos. Nada puede ocurrir sin que sus manos estén presentes.

En fin, cuando llegue el profundo ¡Uff! Que muchas cosas; recuerda que es el indicador apunta a que Dios está cumpliendo su propósito.

Dios decretó glorificarse antes de crear a la humanidad. El no decretó crear la humanidad para glorificarse, El ya era por siempre el Dios de gloria. Por tanto todo lo que ocurre fue decretado con gloria y para un propósito glorioso.

Tu y yo somos esos a los cuales Dios llena, vaciandonos cada vez que exhalamos un ¡Uff!

Aun exhalando suspiros;

Israel

Anuncios

1 thought on “¡Uff! Que muchas cosas.

  1. Amén Aleluya. Muy buen mensaje y edificador Pastor Santos. Dios lo siga usando para nuestra enseñanza. Dios lo bendiga.

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: